9/9/07

Revolución bolivariana rescata etnias venezolanas

Yuri Hatziageldis
Representantes de los pueblos originarios de todo el continente se reunieron desde el 7 y 8 de agosto del 2007 en Anzoátegui, para asistir al II Congreso Internacional de los Pueblos Indígenas Antiimperialistas de América que clausura el 9 de agosto en Bolívar. Según la ministra del Poder Popular para los Pueblos Indígenas, Nicia Maldonado, en el evento participaron cientos de indígenas de 22 países. "Estamos conscientes de que estamos trabajando para salvar el planeta, por encima de la ideología que sea", refirió.

En el evento se discutió las distintas propuestas del Socialismo indoamericano como una alternativa emancipadora de integración para los pueblos.
El congreso formó parte de la celebración del Día Internacional de los Pueblos Indígenas, establecido así por la Organización de las Naciones Unidas (ONU).
Las actividades se iniciaron el 7 de agosto en el auditorio de Petróleos de Venezuela (PDVSA) San Tomé y la clausura se llevó a cabo en la Comunidad Indígena Pemón Kumarakapay en el estado Bolívar.

Geografía étnica en Venezuela
Venezuela está conformada por 23 entidades federales, en ocho de las cuales, se distribuyen 28 grupos étnicos, que pertenecen a cinco familias lingüísticas: Arawack, Caribes, Chibchas, Saliva y otras clasificadas como independientes.
Los Estados fronterizos con presencia autóctona son Amazonas, Apure, Anzoátegui, Bolívar, Delta Amacuro, Monagas, Sucre y Zulia, además de una zona que en reclamación con Guyana, en la cual se ubican seis grupos étnicos no censados.

Piso jurídico indígena
Los pueblos originarios de Venezuela celebran hoy su día con significativas conquistas sociales y el reconocimiento a sus derechos y reivindicaciones, que les habían sido negados durante siglos. La líder indígena Noelí Pocaterra señaló que con la llegada de la revolución bolivariana presidida por Hugo Chávez la voz de las culturas nativas comenzó a ser escuchada.
Pocaterra precisó que más de 46 leyes a favor de los pueblos autóctonos han sido aprobadas por la Asamblea Nacional, en los últimos siete años. Luego de sancionada la Constitución en 1999, las demandas de las culturas originarias fueron incorporadas dentro del catálogo de derechos fundamentales, por lo que el Estado quedó obligado a profundizar su aplicación y materialización. La parlamentaria significó que con ello se logró un piso jurídico, lo cual dio pasó a un trabajo de difusión para que esos pueblos conozcan esas herramientas. Esto, subrayó, ha sido un avance considerable pues permitió la creación de la Defensoría Indígena a nivel del poder judicial junto a programas sociales encaminados a mejorar las condiciones de vida.
Asimismo, destacó que las denominadas Misiones benefician en la actualidad a muchas comunidades, fundamentalmente a las más apartadas del país. Entre éstas, sobresale la Misión Guaicaipuro que desde el 2003 busca restituir los derechos de los pueblos indígenas.
El presidente Chávez prometió acelerar el proceso de demarcación territorial de los pueblos indígenas para, próximamente, entregar títulos de tierras a dichas comunidades.
Al profundizar la aplicación de los preceptos constitucionales, darle cabal cumplimiento al Decreto presidencial 2.028, aplicar la promulgación de la Ley de Demarcación y Garantía del Hábitat y Tierras de los Pueblos Indígenas y la entrega de títulos colectivos de tierras a indígenas, el Gobierno Bolivariano reconoce los derechos de los pueblos indígenas y rinde homenaje todos los días a la Resistencia Indígena.

Indígenas venezolanos celebran ahora Día de la Resistencia
El momento que determinó el camino para una nueva visión del tema indígena en Venezuela, se dio el 12 de octubre de 2002.
Ese día, el Presidente Hugo Chávez, decretó la no celebración del otrora Día de la Raza, y la instauración del Día de la Resistencia Indígena. (Decreto presidencial Nº 2028, publicado en la Gaceta Oficial extraordinaria Nº 5615, del 10 de octubre de 2002).
Luego de eso, eventos como la inclusión de los restos del Cacique Guaicaipuro en el Panteón Nacional el 8 de diciembre de 2001, y el reconocimiento de la tierra y las lenguas indígenas en la Constitución de la República Bolivariana de Venezuela (1999), han confirmado el nuevo papel del indígena en la sociedad venezolana.
El advenimiento de la revolución bolivariana cambió la tradicional celebración del Día de la Raza, por el Día de la Resistencia Indígena, fecha que rememora el arribo de Cristóbal Colón a costas americanas, y cuyo evento inició una masacre y un proceso transculturizador, que apenas comienza a ser reconocido.
En el país, el total de la población aborigen lo constituye más de un millón de personas, repartidas en 28 pueblos. Estos venezolanos son albaceas de la herencia precolombina y perpetuadores de una herencia ancestral, basada en el respeto al prójimo y a la naturaleza.
Sin embargo, su existencia e importancia fue ignorada desde la llegada de los europeos, en el siglo XIV, y la negación y discriminación de su cultura y costumbres fue denominador común en la Venezuela y Latinoamérica de otrora.
Eduardo Galeano en su libro Las Venas Abiertas de América Latina habla de por lo menos 70 millones de indígenas asesinados por los colonizadores a su arribo a América.
Hoy, luego de una larga lucha por parte de los pueblos originarios, y gracias a una nueva visión en Venezuela, reconocido como un país multiétnico y pluricultural, los pueblos indígenas se encaminan en un proceso reivindicador, al pie de la lucha y sin abandonar la resistencia, gracias a la cual, han perpetuado su legado.
Para el Director del Proyecto Intercultural Guaicaipuro (programa adscrito a la Dirección de Educación Indígena del Ministerio de Educación y Deportes, MED), Saúl Rivas, «la historia nos la han contado al revés».
«Se le resta importancia al genocidio de indígenas y de africanos, y ese es un problema que no se ha resuelto, el mismo problema del racismo, del clasismo, del imperialismo, y de luchas como las del equilibrio de género. Todo eso es presente», subrayó.
Según relató Rivas, lograr en Venezuela la implantación del Día de la Resistencia Indígena, fue un proceso largo y lento, que vio la luz con el advenimiento del gobierno bolivariano.
Rivas señaló que en 1992, durante la celebración del V Centenario del arribo de Colón, en Venezuela se hicieron 14 marchas indígenas para condenar el genocidio, pero no fueron reseñadas por los medios de comunicación. A esas marchas asistieron indígenas, representantes gubernamentales que apoyaban la causa y representantes de la Iglesia Católica progresista.

Los indígenas en la nueva Venezuela
Ante la propuesta de la creación de un Banco del Pueblo Indígena realizada del profesor de la Universidad del Zulia, Arcadio Montiel, el Presidente de la República señaló que se estudiará tal planteamiento. No obstante, se revisará, en los bancos del Estado, la creación de planes o programas específicos dirigidos a las comunidades indígenas para atenderlos y apoyarlos. En este sentido, señaló la posibilidad de destinar 10 millardos de bolívares al Fondo Desarrollo Microfinanciero (FONDEMI) para que, a través de cooperativas, se pueda crear un banco en alguna región del país.