8/9/07

5 de Septiembre: Día Internacional de la Mujer Indígena

"Seguimos los pasos de Bartolina Sisa, hacer respetar a todos los Pueblos Indígenas y nuestros hermanos excluidos…".
Los Pueblos Indígenas de Abya Yala (América), celebraron este 5 de setiembre el "Día Internacional de la Mujer Indígena", fecha que fue elegida en honor a la mártir indígena del Alto Perú, hoy Bolivia, Bartolina Sisa. El Fondo para el Desarrollo de los Pueblos Indígenas de América Latina y El Caribe (Fondo Indígena), saluda en esta fecha a todas las valerosas mujeres indígenas de todo el continente americano, quienes día a día luchan por sus derechos y una mayor inclusión social y contribuyen, pese a las vicisitudes, en la construcción de sociedades basadas en el respeto, la solidaridad, la justicia y la tolerancia.

Bartolina Sisa, nació el 24 de agosto de 1754, en la localidad de Caracoto, provincia Aroma del departamento de La Paz. Como muchas jóvenes indígenas era tejedora e hilandera de caito y mientras sus padres comercializaban la hoja de coca ella ofrecía sus tejidos artesanales. Esta actividad, le permitió conocer diversas comunidades dónde vio los maltratos y abusos que los españoles realizaban en contra de los originarios, especialmente a las mujeres y niños. En estos viajes conoció a Julián Apaza, quién luego se haría conocer como Tupac Katari y con el que compartiría los ideales de libertad y emancipación.

Bartolina Sisa, junto a Tupac Katari, en La Paz y Tupac Amaru y Micaela Bastidas, en el Cuzco, Perú, organizaron a los aymaras y quechuas en su lucha contra el yugo español. Entre las acciones realizadas por Tupac Katari y Bartolina Sisa, destaca el cerco a la ciudad de La Paz, en 1781, que duró más de cien días y dónde la lidereza indígena comandaba ejércitos de aymaras y quechuas con gran tesón.

El 2 de julio de ese año, Bartolina Sisa es apresada y luego de un año de prisión, maltratos y torturas es penada a ser expuesta desnuda y con una corona de plumas en la Plaza Mayor de la ciudad de La Paz, siendo sentenciada a muerte la madrugada del 5 de septiembre de 1782. Luego de ser descuartizada, cada una de sus extremidades fue expuesta en los lugares dónde ella comandó sus tropas indígenas.

Al conmemorarse los 225 años de la muerte de Bartolina Sisa, su imagen y ejemplo están presentes, no sólo en las mujeres indígenas bolivianas, sino en todas aquellas mujeres de América que tienen a la justicia como propósito de lucha y de vida.