17/8/07

OEA analiza en VIII Reunión, los Derechos de los Pueblos Indígenas

La Organización de Estados Americanos (OEA) comenzó en Washington la Octava reunión de negociaciones de la Declaración Americana sobre los Derechos de los Pueblos Indígenas, con el concepto de la libre determinación como uno de sus asuntos principales.
En la sesión de apertura, el presidente del Grupo de Trabajo encargado del tema en el Consejo Permanente, el embajador alterno de Guatemala Juan León, hizo un llamamiento a los representantes de los países miembros y los pueblos indígenas para que busquen soluciones que “reafirmen este derecho sin limitaciones”.


“Debemos agotar todos los esfuerzos para imaginarnos un futuro en que los pueblos indígenas puedan determinar y decidir sobre sus propios asuntos, con la entera libertad a lo que más convenga a su desarrollo económico, político, social, cultural, educativo, jurídico, entre otros derechos”, agregó.

León, miembro de la comunidad pueblo maya quiche, recordó que los representantes indígenas han reafirmado 'todas las veces' que la libre determinación no conlleva la visión de la cesión, ni la destrucción de la unidad territorial de los Estados. El diplomático guatemalteco mostró optimismo sobre los avances del grupo de trabajo, pero admitió que la tarea de lograr consenso en algunos aspectos de la Declaración no es fácil y dependerá de 'la flexibilidad y amplitud de criterios de todas las delegaciones'.

En la ceremonia participó Natalia Sara-pura, representante de la etnia Kolla de Argentina, quien aseguró que “la libre determinación es un derecho inherente a los pueblos indígenas”. Sara-pura instó a los miembros de la OEA a unirse al Consejo de Derechos Humanos de la ONU “en reconocer que los pueblos indígenas, como todos los demás pueblos bajo el derecho internacional, tienen derecho a la libre determinación”.

Tanto en la IV Cumbre de las Américas, celebrada en Argentina en noviembre de 2005, como en la última Asamblea General de la OEA, los gobiernos de la región subrayaron la importancia de una exitosa conclusión de este proceso, a fin de adoptar la Declaración Americana sobre los Derechos de los Pueblos Indígenas.