7/8/07

EL PARQUE TEMATICO DE LAS ESFERAS Cán Basát Rójc

Por Alberto Sibaja em Sibowak.com

La obtención de un parque temático para las esferas, en la zona sur Costa Rica, aparte de ser una idea maravillosa será un logro indispensable para la preservación y estudio de estas esculturas.

La primera fase del proyecto consiste en la repatriación de las esferas. El objetivo es recongregarlas hacia su contexto natural, cuyo origen geográfico, étnico y por tanto cultural, empezará por dar una idea del designio de su presencia.

Dicha fase dio su primer paso con la repatriación de ocho esferas en octubre de 1999. Iniciativa liderada por el Museo Nacional, encabezado entonces por la señora Melania Ortiz, con la participación de la sociedad Landsmarks, organismo internacional, creado para la protección de monumentos históricos en todo el mundo. Además colaboran: la Dr. Dana Tomlin, la Universidad de Yale y de la Universidad de Pennsylvania, el Ministerio de Cultura, Juventud y Deportes y el señor Jorge Jiménez Deredia, quien es el merecido padrino del proyecto. Unidos a tan histórico ideal está la comunidad y municipio de Osa.

El claro propósito, a partir de este primer fruto, fue el de continuar con el rescate de más esferas. No se vislumbraron mayores problemas (aparte de los tediosos tramites burocráticos) para recuperar las exhibidas en instituciones públicas.

Por otro lado las diplomáticas peticiones hechas a personas e instituciones privadas, quienes conservan esferas, no tuvieron desde el inicio respuesta positiva por parte de la mayoría de los detentadores privados.

Pese a que la ley # 6703 de patrimonio nacional arqueológico, declara a estas esculturas precolombinas como propiedad del Estado. Incluyendo las adquiridas por particulares después de la vigencia de la ley Nº 7 del 6 de octubre de 1938.

Como quiera que las esferas fueran descubiertas a finales de 1939, todas y cada una de ellas constituyen patrimonio arqueológico nacional y no son propiedad privada de nadie.

Según dicha ley, toda persona que posea esferas de origen prehispánico, será responsable de su conservación y deberá garantizar su integridad.

Patrimonio de la humanidad
Por su parte el gobierno de Costa Rica hizo solicitud, en el año 2001, a la UNESCO -Organización para la Ciencia , la Educación y la Cultura de las Naciones Unidas- con el fin de declararlas patrimonio de la humanidad.

La solicitud fue planteada por el Ministro de Cultura al Director General de la UNESCO, Koichiro Matsura, quien recibió la propuesta mostrándose partidario de la idea.

Para que esta gestión inicie el trámite respectivo ante el Comité del Patrimonio Mundial, Costa Rica deberá cumplir con las estrictas exigencias de la UNESCO. La primera obligación consiste en presentar un completo y convincente estudio arqueológico.

Cán Basát Rójc
Haciendo justicia a los pobladores aborígenes del país, se bautizó el futuro parque con el nombre: Cán Basát Rójc, (esfera de piedra en lengua Boruca)
Cán Basát Rójc inicia rodeado de entusiasmo y buenos augurios.
La Cooperativa de producción agropecuaria SURCOOP, dona 10 hectáreas de la famosa finca 6.

Arqueológicamente se conoce como el megasitio Palmar-Sierpe y se sabe que en épocas prehispánicas alcanzó por lo menos 900 hectáreas de esplendor.

En esta área precisa se conservan, en el sitio de su descubrimiento, varias esferas. Aquí se planean construir las instalaciones centrales del Parque Temático de las Esferas, desde donde se brindará información arqueológica acerca de los monolitos y pueblos indígenas que habitaron el Diquís.

Será además el centro idóneo para propiciar investigaciones intensivas y de alto nivel en la zona, generando la posibilidad de continuar la búsqueda de orígenes y significados de tan ancestrales esculturas. A partir de este eje se consolidaran otros sitios arqueológicos, mediante la compra de los terrenos donde se ubican, creando en la zona todo un circuito de espacios con esferas.

Objetivos estratégicos
Se trabaja por integrar principalmente, cuatro sitios estratégicos emplazados en el Delta:

1) Finca Seis (ya adquirido) y las estribaciones de la Cordillera Costeña. Importante por la alta probabilidad de encontrar allí, las canteras antiguas de donde se extrajo el material de las esferas.

2) Batambal, punto estratégico poseedor de esferas y montículos además de una arrobadora vista hacia las tierras bajas. Actualmente en esta zona existe un asentamiento de indios borucas, asunto que no reviste el menor problema, pues la nación Brunca es un fuerte aliado en esta ofensiva.

3) El Silencio, localizado en las afueras de Palmar Norte, posee la esfera más grande registrada. La recuperación de este sitio es urgente, pues la esfera se deteriora con gran rapidez.

4) Grijalva. Se ubica en las afueras de ciudad Cortés. La finca de los Grijalva, es rica en hallazgos arqueológicos. Allí se espera continuar con el análisis de vestigios para comprender mejor la cultura artífice de las esferas.

Espectáculo incomparable
Uno de los más grandes atractivos del parque, además del museo consagrado a los tesoros de la región, será el poder admirar allí las sorprendentes alineaciones que algunos racimos de esferas exhibieron en su glorioso pasado.

Para reconstruir las colocaciones antiguas los expertos se basan en los estudios, mediciones y cartografías realizadas el siglo pasado, en la década de los años 40, por Lothrop y Stone.

El restablecimiento de las alineaciones originales, aparte de ser un espectáculo colosal, permitirá explorar su significado en relación con la luz sideral (solsticios, equinoccios, constelaciones, etc.)

De la misma forma en que los monolitos esféricos de Delta del Diquís, son únicos en todo el orbe, el parque temático de las esferas será un atractivo sin par.
Con él se atraerá la atención de viajeros, provenientes de todas las latitudes del mundo, quienes tendrán la oportunidad de disfrutar de uno de los legados históricos, más singulares de toda la América prehispánica.