15/8/07

GENOCIDIO INDIGENA

Rodolfo Stavenhagen, el relator sobre Derechos de los Pueblos Indígenas, presentó en este año 2007 su informe anual al Consejo de Derechos Humanos de las Naciones Unidas, en donde denuncia la grave situación que afecta a los miembros de los pueblos originarios.

Según Stavenhagen, se han recogido denuncias que hablan sobre la existencia de "ejecuciones extrajudiciales, desapariciones forzadas, torturas, detenciones arbitrarias y amenazas", muchas de las cuales "tienen lugar en el marco de la defensa que hacen las comunidades y organizaciones indígenas de sus tierras, recursos naturales y territorios ancestrales".

Stavenhagen señaló la existencia de este tipo de casos en Chile -país en el que se utilizó el marco de la ley contra el terrorismo para procesar a un activista mapuche-, en México, donde se acusó a un indígena de terrorismo por una situación similar, y también en otros países de Latinoamérica.

Asimismo, el relator señaló que Guatemala y Filipinas son los dos países que presentan el número más elevado de indígenas asesinados en relación a la defensa de sus derechos.

Para Stavenhagen, es posible afirmar que se está cometiendo un "genocidio a pequeña escala" contra los indígenas, que se ven amenazados por los intereses del sector petrolero, minero y maderero.

El relator también resaltó el problema que le significaba la privatización del agua a los pueblos originarios –ya que limitaba enormemente su acceso al recurso- e hizo hincapié en los inconvenientes que tenía la explotación de los recursos naturales del subsuelo, que han causado "efectos devastadores en los pueblos indígenas", según explica en su informe.