15/8/07

INDIGENAS EXIGEN INTEGRACION

Alrededor de medio centenar de delegados, en representación de los pueblos indígenas de Sudamérica, y junto a expertos internacionales en temas de integración y derechos económicos, sociales y culturales, ultimaron la propuesta final que será puesta en la mesa de debate en el marco de la Cumbre Social por la Integración de los Pueblos, una vez sea inaugurada en el Instituto Americano.

Más de 200 líderes indígenas de Bolivia, Brasil, Chile, Colombia, Ecuador, Perú, Guatemala, Paraguay y Venezuela; además, de un panel de parlamentarios indígenas consensuarán las propuestas de integración que serán entregadas el próximo viernes a los presidentes sudamericanos para ser incluidas en la Declaratoria de Cochabamba de la II Cumbre de la Comunidad Sudamericana de Naciones. Los representantes de los pueblos indígenas, durante el taller internacional "Integración en América del Sur Desde la Mirada de los Pueblos Indígenas", que se llevó a cabo en la Casa Campestre de Piñami entre el lunes y el martes, han trabajado en la elaboración de un pronunciamiento que propone que la integración no sea tomada en cuenta como un hecho de integración de infraestructura física, caminera, energética o comercial, sino que tiene que ser una integración donde se tomen en cuenta los derechos de los indígenas.

Importancia
Gustavo Soto, director de la Unidad de Investigación del Centro Latinoamericano de Ecología Social (Claes), recordó que los derechos indígenas están contemplados en varios instrumentos internacionales como el convenio 169 de la Organización Internacional del Trabajo (OIT) que indica que todo desarrollo económico que provenga con la integración tiene que ser respetuoso de dos grandes ejes temáticos: los derechos ambientales y los derechos de las comunidades de los pueblos indígenas, porque casualmente todos los ejes de integración atraviesan por los territorios y por las tierras de comunidades indígenas. "Hasta hoy, en todas las Cumbres, los pueblos indígenas han sido obviados de la agenda presidencial. A partir de la elaboración de las propuestas de los pueblos originarios de América esperamos que también seamos tomados en cuenta por los Estados", dijo Soto.

Por su parte, el coordinador del Colectivo de Estudios Aplicados al Desarrollo Social (Ceades), Henry Tito, indicó que los presidentes sudamericanos tienen el reto de que las propuestas de la sociedad civil sean incorporadas en la visión general de la integración. "Las propuestas que saquen los pueblos indígenas van a incidir sobre los propios gobiernos. Toda integración debe ser escuchada por los presidentes", aseveró Tito. William Carupia, representante de la Organización Indígena de Antioquia de Colombia, resaltó la importancia de la integración de la diversidad cultural del continente. "Creo que hay una riqueza inmensa en la integración cultural de los indígenas. A partir de ese punto podemos profundizar nuestra integración regional", puntualizó.

El cavineño de Bolivia Egberto Tabo, coordinador general de las Organizaciones Indígenas de la Cuenca Amazónica (COICA) con sede en Quito, indicó que más de 2 millones de habitantes que habitan alrededor de 300 pueblos indígenas con diferentes culturas y nacionalidades no son tomados en cuenta por los presidentes para determinar los derechos que corresponden a cada pueblo. "Los Estados deben tomar en cuenta que existen muchas normas jurídicas que reconocen a los pueblos indígenas y que reconozcan los derechos. Creemos que vamos a trabajar para que los Estados puedan plantear políticas nacionales donde estén incorporados los derechos para buscar el desarrollo de los pueblos indígenas. Desde la Coica estamos trabajando que haya un plan estratégico a mediano y largo plazo con relación a los pueblos indígenas", adelantó.

Piden consultar decisiones
El peruano Miguel Palacín, presidente de la Coordinara Nacional de Comunidades Andinas Indígenas (COAI), pidió a los Estados regionales que trabajen en una apertura libre con los pueblos indígenas para confrontar de cara a cara los acuerdos que suscriben inconsultamente. "Durante muchos años, los gobiernos han estado firmando convenios internacionales, económicos y políticos sin consultar a los pueblos indígenas, pero a partir de las conclusiones de este Foro Internacional vamos a pedir que haya un desarrollo respetando nuestros derechos y que se nos tome en cuenta en las decisiones que vayan a ejecutar", señaló Palacín.

La palabra integración indígena debe ser oída con suma atención por los gobernantes.