24/1/10

Los pueblos del Sur caminan con dignidad

Escrito por la Coordinadora de Lucha Sur-Sur
Comenzamos nuestro camino a la par del Río Grande de Térraba, con los colores de la tierra y el bosque, la carretera interamericana se llenó de fuerza, coraje y rebeldía;saliendo de la entrada del Territorio Indígena Térraba nos fuimos regando la semilla de lucha y esperanza hasta el centro de Buenos Aires de Puntarenas.

Mujeres, niñas y niños, hombres, jóvenes y mayores, campesinos y vecinos de comunidades indígenas de Abrojo, Cabagra, Curré (Yimba Cajc), Salitre, Térraba y Boruca,hermanados con compañeros y compañeras de Corredores, Río Claro, Santa Rosa de Piedras Blancas, Finca 9, Finca 2-4, Sierpe y Buenos Aires; todos y todas nos encontramosy compartimos esfuerzos en la Coordinadora de Lucha Sur–Sur y realizamos el pasado martes 6 de octubre del 2009 la “Caminata Popular: por la Dignidad en el Sur”

Quisimos conversar, conocernos con otras y otros de los pueblos del Sur, compartir nuestras luchas, nuestro dolor, nuestra rabia, pero también nuestros sueños y esperanzas; dijimos que ya está bueno, que ya basta que nos exploten, que unos pocos se apoderen de nuestras tierras, de los bienes naturales del pueblo, esos que se roban nuestros conocimientos y nos discriminan.

Y es que en eso estamos, hablando, conociéndonos y organizándonos desde el pueblo para luchar contra este sistema capitalista neoliberal que trata de hundirnos en la miseria y en la desesperanza; pero no van poder, les va a costar, porque pronto seremos uno con esa fuerza que viene desde abajo.

Caminando fuimos, abrazados por el sol, curtidos por el convencimiento de que tenemos que luchar; dijimos:

• No al Proyecto Hidroeléctrico Diquís, no lo necesitamos, ni lo hemos pedido, mucho menos queremos que inunden nuestras tierras y raíces.
• Fuera a las transnacionales piñeras, que envenenan nuestras tierras, aguas,
mujeres y hombres y que chantajean con el desempleo.
• Que no queremos granjas atuneras, ni proyectos de marinas en nuestras costas.
• Que no queremos el Aeropuerto Internacional del Sur, proyecto pensado solo para
los extranjeros y el narcotráfico.
• Y rechazamos la expansión corrupta y agresiva de proyectos inmobiliarios y
turísticos en la Fila Brunqueña y el litoral Pacífico Sur que destruyen nuestros
bosques y contaminan nuestras fuentes de agua.

Oiganlo bien, políticos corruptos, empresas transnacionales y lamebotas ticos;
estamos diciendo NO a estos megaproyectos de muerte que solo benefician a
unos pocos a costa del hambre del pueblo y de los bienes que nos pertenecen a
todas y todos; eso exigimos y por eso luchamos.
Compañeras y compañeros, seguimos caminando los caminos para encontrarnos
sudados, compartir la chicha y el tamal de arroz, juntar nuestras fuerzas y dignidad;
como pueblo queremos:
• Tierras, para producir lo que nos comemos y así poder compartir con
otros alimentos sanos; tenemos que recuperar las tierras que nos han robado a
los pueblos indígenas y campesinos, las tierras que le pertenecen a la comunidad
de Finca 9.
• Vivienda para vivir dignamente, con salud y educación.
• Tenemos que construir nuestras propias opciones de trabajo, producción y
buen vivir, pensadas desde nosotros y para el bienestar de todo el pueblo.
• Seguiremos conviviendo con nuestra Madre Tierra, con respeto y
compartiendo con todos lo que ella nos ofrece.
• Continuamos construyendo una democracia real, participativa, donde las
comunidades decidamos sobre nuestras formas de vivir, de pensar, de
organizarnos y gobernarnos; queremos autonomía indígena, campesina y
comunitaria.
Eso es todo por ahora; al final de la jornada les dijimos unas cuantas verdades a los
politiquillos de la Municipalidad de Buenos Aires, a los explotadores de PINDECO y a los
jefes del PH Diquís; sabemos que no quieren y les cuesta entender, pero se los decimos
de frente.
Es todo por ahora, seguiremos como pueblo en los caminos de
resistencia, construyendo desde nuestras raíces nuevas comunidades,
nuevos mundos, dignos y rebeldes.