24/1/10

ALTO AL PROYECTO HIDROELECTRICO DIQUIS-TERRABA

Declaración de la Comunidad Indígena Térraba, Zona Sur, Costa Rica
La Comunidad Indígena de Térraba,
Guiada por los propósitos y principios contenidos en el Convenio 169 de la Organización Internacional del Trabajo, sobre Pueblos Indígenas y Tribales en Países Independientes; la Declaración de la las Naciones Unidas sobre los Derechos de los Pueblos Indígenas; La Ley Indígena 6172 y, en ejercicio legítimo de nuestros derechos más amplios, reconocidos y consagrados en la legislación nacional e internacional citada, la cual ha sido debidamente tutelada y respaldada por los reiterados pronunciamientos de la Sala Constitucional sobre el tema de los derechos de los pueblos indígenas de Costa Rica,

Afirmando que el pueblo indígena de Térraba es por ley el legítimo y exclusivo propietario de sus territorios y por tanto, es el único que puede ejercer simultáneamente el derecho de utilizar sus tierras y todos los recursos en ellas contenidas, para alcanzar el bienestar de las comunidades presentes y futuras,

Reafirmando que, en el ejercicio de sus derechos, el pueblo indígena de Térraba debe estar libre de toda forma de presión externa, coacción, soborno, abuso, persecución o amenaza de instituciones, empresas o personas con intereses ajenos al bienestar de la comunidad indígena de Térraba,

Preocupados por el hecho de que el Instituto Costarricense de Electricidad -ICE-, actuando en complicidad con otras autoridades de gobierno, han venido actuando con evidente mala fe, al pretender desarrollar un proyecto que afecta una enorme cantidad de nuestras tierras, utilizando además el caudal de nuestros ríos y demás recursos naturales, lo cual trae a nuestra memoria las históricas injusticias sufridas por nuestros antepasados, como la colonización y enajenación de nuestras tierras y recursos, lo que nos ha impedido ejercer en particular, nuestro derecho al desarrollo de conformidad con nuestras propias necesidades e intereses y decisiones autónomas,

Conscientes de la urgente necesidad nacional de promover las fuentes de energía renovable, para cubrir no solamente la demanda producida por el crecimiento poblacional, sino también por las nuevas empresas productivas y generadoras de empleo en todo el país,

Celebrando que los pueblos indígenas costarricenses nos estemos organizando para promover nuestro propio desarrollo político, económico, social y cultural y para poner fin a los siglos de olvido, abandono y subdesarrollo,

Proclamando que estas nuevas generaciones de indígenas de Térraba, no estamos dispuestas a caer en los juegos politiqueros del pasado y no aceptaremos desde ahora en adelante que "nos regalen el pescado", sino que nosotros queremos comprar nuestro propio pescado y convertirnos en socios y activos empresarios que podemos generar nuestras propias empresas y alternativas para el desarrollo y el bienestar general de nuestra comunidad,

Alertados por la incertidumbre de los cambios que se vislumbran en nuestra realidad nacional, económico-jurídica, política y social, con las nuevas condiciones que generará la aplicación del Tratado de Libre Comercio con los EE.UU. y los cambios que sufrirán las instituciones públicas en su naturaleza y su accionar,

Convencidos de que la participación consciente, autónoma de nuestro pueblo en los acontecimientos que nos afecten directamente, así como el control de nuestras tierras y recursos, es lo que nos permitirá mantener y reforzar nuestras propias instituciones, cultura y tradiciones y promover nuestro desarrollo de acuerdo con nuestras propias aspiraciones y necesidades,

Considerando que la participación de nuestro pueblo, contribuirá al desarrollo sostenible de la Nación, así como a la justa y equitativa distribución de la riqueza y a la explotación sostenible del medio ambiente en nuestros territorios en beneficio directo de nuestra comunidad,

Convencidos de que la presente Declaración fijará los nortes para el desarrollo de todos los pueblos indígenas costarricenses, así como la necesaria articulación con la economía nacional y la necesidad de romper con odiosos monopolios,

Exigiendo a las autoridades nacionales que cumplan y apliquen eficazmente todas sus obligaciones legales y éticas para con los pueblos indígenas costarricenses, en cumplimiento y salvaguarda de sus ineludibles deberes y obligaciones, respetando además los instrumentos internacionales y los pronunciamientos de la Sala Constitucional,

Reconociendo y reafirmando que los pueblos y personas indígenas tenemos pleno acceso al disfrute y ejercicio de todos los derechos humanos reconocidos nacionalmente, así como en el derecho internacional, sin discriminación alguna, incluyendo el derecho de decidir de forma autónoma y libre nuestras prioridades en lo que atañe al proceso de desarrollo,

Proclamamos solemnemente la siguiente

Declaración de Térraba

1. El Pueblo Indígena de Térraba condena todo acto llevado a cabo por sujetos públicos o privados, que tenga por objeto o consecuencia enajenar nuestras tierras, territorios o recursos.

2. El Pueblo Indígena de Térraba, no será desplazado por la fuerza de sus tierras o territorios, incluyendo las amplias zonas pretendidas por el Instituto Costarricense de Electricidad para la construcción del Proyecto Hidroeléctrico El Diquís. Las acciones tendientes a la efectiva defensa del presente postulado, incluirán la expulsión forzosa de toda persona o entidad, cuyo ingreso no haya sido autorizado por la Comunidad Indígena a través de sus órganos representativos.

3. Siendo Costa Rica un Estado de Derecho, instamos a las autoridades a respetar nuestra estructura organizacional, que establece a la Asociación de Desarrollo de éste territorio indígena, como la única organización representativa de toda nuestra población y condenamos las negociaciones incompatibles que al efecto se pretenden realizar por medio de otras organizaciones espurias que no representan a nuestro pueblo.

4. El Pueblo Indígena de Térraba, proclama su derecho a determinar y a elaborar prioridades y estrategias para el ejercicio de su camino hacia el desarrollo. En particular, el derecho a decidir y participar activamente en la elaboración y determinación de proyectos productivos y de cualquier otra índole, así como a administrar esos proyectos mediante sus propias instituciones. Estos derechos incluyen el derecho a poseer, utilizar, desarrollar y controlar las tierras, territorios y recursos que poseemos en razón de la propiedad tradicional y otras formas legítimas de ocupación o utilización, así como aquellos que se encuentran ubicados dentro de los límites territoriales de la comunidad indígena de Térraba. Instamos al Estado y sus instituciones a respetar el derecho de propiedad que ostentamos sobre todos nuestros territorios.

5. El Pueblo Indígena de Térraba, proclama su derecho a determinar y elaborar las prioridades y estrategias para el desarrollo o la utilización de sus tierras o territorios y otros recursos.

6. El Pueblo Indígena de Térraba, condena la presencia del Instituto Costarricense de Electricidad y demanda la inmediata desocupación de sus territorios.

Térraba, 30 de agosto de 2008.