4/10/08

MUJERES INDIGENAS ALZAN LA VOZ

TRAS PRIMER ENCUENTRO NACIONAL DE MUJERES INDIGENAS
Tomado de INAMU.COM
•Mujeres de 24 territorios indígenas claman por tierras, participación ciudadana, frenar la violencia, viviendas que respeten sus tradiciones y la pronta aprobación del proyecto de Ley de Desarrollo Autónomo de los Pueblos Indígenas.
•Comisión dará seguimiento a acuerdos alcanzados.
Con la participación de 38 mujeres provenientes de los 24 territorios indígenas costarricenses, se realizó el pasado jueves 19 y viernes 20 de junio, en el Seminario Nazareno de las América, el I Encuentro Nacional de Mujeres Indígenas Costarricenses.
El evento promovió un espacio de intercambio y de reflexión en torno a los derechos de las mujeres indígenas organizadas en diferentes grupos étnicos: huetares, chorotegas, ngöbes, malekus, bribris, cabécares, teribes, y borucas.
Respetar derechos
“Nosotras no somos extranjeras, somos costarricenses”. Con esas palabras la lidereza ngöbe hizo un llamado a las autoridades para que respeten los pueblos indígenas.
El encuentro sirvió para hacer una síntesis de los principales problemas que enfrentan estos pueblos.
La lidereza teribe, Isabel Rivera Navas, dijo que uno de los principales obstáculos que enfrentan las mujeres indígenas en general es la poca participación en espacios de toma de decisiones.
“Nosotras no participamos en espacios de toma de decisiones, sólo los apoyamos, sin embargo, queremos cambiar esa situación, queremos tener participación plena en los espacios de participación política”, comento Isabel.
María Adelita Lázaro Navas, lidereza Boruca, fue muy clara al señalar que en la zona Sur existe una gran discriminación hacia los pueblos indígenas.
“Las indígenas son más discriminadas que el resto de las mujeres, por ejemplo en las clínicas y los hospitales de Buenos Aires, hacen diferencias en la atención, influye incluso el color de piel y la forma en la que hablan y por eso las discriminan”, destacó María Adelita.

Por su parte, Jenny Lacayo Elizondo, lidereza Maleku, dijo que su máxima preocupación radica en los problemas de vivienda que enfrentan constantemente, sobretodo porque no toman en cuenta sus tradiciones y su cultura en el momento en que les otorgan una vivienda.
“Venimos a defender los derechos de nuestros pueblos”, puntualizó Marina López, lidereza Bribri, al tiempo que María Adelita aclaró que los pueblos indígenas no se oponen al desarrollo, a la vez que aclaró que el mismo debe realizarse respetando su cultura y entorno.
Otras de las demandas que realizaron las mujeres indígenas es la exigencia de buenos y accesibles servicios de salud, agua potable y educación, respeto hacia los recursos naturales y frenar proyectos que atenten contra la naturaleza como lo son el proyecto hidroeléctrico de Boruca y el proyecto petrolero del Caribe.
Autonomía indígena
“Vinimos como mujeres y como madres a este encuentro para defender nuestro territorio y nuestras leyes”, destacó Marina López, lidereza del pueblo Bribri.
Una de las principales acciones que arrojó el encuentro fue la redacción de una carta dirigida a los diputados y diputadas, la cual se le entregó a la legisladora del Partido Acción Ciudadana, Patricia Romero Barrientos. La misiva exhorta a las legisladoras y legisladores a que aprueben el proyecto de Ley de Desarrollo Autónomo de los Pueblos Indígenas, expediente No. 14.352.

“La importancia de este proyecto es vital para nuestros pueblos porque nos garantiza una participación directa en las tomas de decisiones que nos afectan y que orientan el desarrollo de nuestras comunidades y por ende, el fortalecimiento de la democracia en nuestros territorios. Este proyecto nos permitiría ser dueñas de hecho y derecho de nuestra tierra y poder vivir y desarrollar nuestra identidad cultural, sin ningún tipo de amenaza”, enfatizó Elida Rodríguez Santos, lidereza del pueblo ngöbe.
Como parte de los acuerdos alcanzados, se conformó una Comisión de seguimiento a los acuerdos alcanzados en este I Encuentro Nacional de Mujeres Indígenas. La Comisión queda conformada por dos personas de territorio, siendo una de ellas propietaria y la otra suplente.

¿59 años de voto?
El I Encuentro Nacional de Mujeres Indígenas se realizó en el marco de la conmemoración del 59 aniversario del derecho al voto de las mujeres en Costa Rica, esto a pesar de que no todas las mujeres lograron ejercer este derecho al mismo tiempo.
Las indígenas han enfrentado obstáculos para el ejercicio real de este derecho básicamente por dos razones: por la complejidad que ha significado para ellas obtener una cédula por razones económicas, geográficas, de falta de registros de nacimiento, etc. Y porque al pueblo ngöbe no se le otorgó, por parte del Estado, la nacionalidad costarricenses hasta 1993.
A esta situación se suma además, que el derecho de las mujeres a ser electas ha estado limitado a una serie de prácticas culturales que ubican a las mujeres en el espacio privado y a los hombres en el espacio público.