22/10/10

DERECHOS INDÍGENAS VIOLENTADOS POR DIQUÍS

Tomado de Diario Extra Edición Jueves 21 de Octubre 2010
JOHNNY CASTRO
jcastro@diarioextra.com

Los derechos de 750 indígenas de la reserva de Teribe, en Buenos Aires de Puntarenas, donde el Instituto Costarricense de Electricidad (ICE) construirá el Proyecto Hidroeléctrico Diquís, habrían sido violentados, según un estudio de la Clínica de Derechos Humanos de la Facultad de Derecho en Texas, que será presentado hoy por una delegación que se encuentra en el país para dialogar con autoridades de gobierno.
Según el documento, los pobladores de esta zona enfrentan la construcción de la represa hidroeléctrica más grande en Centroamérica después de haber perdido ya el 90% de su territorio a manos de población no indígena. La instalación de Diquís, a cinco kilómetros de la comunidad, inundará 658 hectáreas o el 10% del territorio indígena restante.

Estas son algunas de las conclusiones a las que llegó la Clínica de Derechos Humanos de la Facultad de Derecho de la Universidad de Texas en Austin en el informe “Nadando contra la corriente: El Pueblo Teribe y El Proyecto Hidroeléctrico El Diquís en Costa Rica.”

NO SE LES TOMÓ EN CUENTA
El estudio destaca que el gobierno no incluyó a los indígenas de Teribe en el proceso de toma de decisiones que rodea al desarrollo del proyecto de Diquís, ni obtuvo su consentimiento libre, previo e informado, tal como lo exigen las normas internacionales que Costa Rica suscribió.
El documento que será dado a conocer hoy de forma simultánea en San José y en Austin, Texas, se indica que mientras el ICE manifiesta que únicamente se encuentra realizando estudios de factibilidad, en la comunidad es posible observar el paso de maquinaria pesada, además de personal que trabaja en el ensanchamiento de caminos de tierra y trabajos de voladura de montañas.
SIN CONSENTIMIENTO
“Posponer el consentimiento es equivalente a negar al pueblo Teribe su derecho a ser consultado y a dar su aprobación libre, previa e informada con relación a proyectos de gran envergadura como El Diquís” concluyó la Clínica de Derechos Humanos de la Facultad de Derecho de Texas.
El documento concluye diciendo que si el ICE avanza con los estudios preliminares del proyecto de El Diquís sin consultar y obtener el consentimiento de los teribes, Costa Rica será responsable de la violación a los derechos de los pueblos indígenas. Más aún, sin una reforma institucional adecuada y cambios en la legislación, el Estado costarricense, claramente, estará violando sus obligaciones internacionales.
Se intentó conocer la posición del ICE con respecto a este tema, sin embargo, el director de Comunicación Corporativa de la entidad, Elberth Durán, manifestó que hoy darán declaraciones sobre el tema.