7/8/11

Indígenas detenidos por defender sus tierras en Talamanca

Tomado de Informa-tico.com el 07/08/2011
Miembros de la comunidad indígena bríbri de Kéköldi fueron detenidos por defender sus tierras de un empresario italiano que las reclama.
Varios indígenas de la comunidad bríbri de Kéköldi, Talamanca, fueron detenidos este jueves por la policía luego de una disputa en sus tierras con el empresario italiano, Idolo Mastroeni, quien reclama derechos de propiedad sobre una parte de los territorios ancestrales de este pueblo. A pesar de que una resolución del Registro Inmobiliario (octubre 2010) inmoviliza la finca pues se encuentra en territorio indígena, la Fiscalía de Bríbri sigue actuando contra los indígenas, que han denunciado la arbitrariedad y el irrespeto al debido proceso a que tienen derecho, afirman en un comunicado.
La comunidad Kéköldi asegura que la policía y las autoridades de la zona “los amedrentan y amenazan” con el propósito de “desgastar la justa lucha de los pueblos indígenas en defensa de sus territorios”.
La detención se produjo, informó la comunidad Kéköldi, cuando varios indígenas construían un pequeño galerón con bambú y plástico para realizar una actividad con otras comunidades del territorio indígena bríbri para compartir la situación por la que están pasando. Un grupo de oficiales del OIJ entró y se llevó detenidas a 5 personas, con el pretexto de que las familias indígenas no pueden realizar ningún trabajo en sus propias tierras; y además les decomisaron sus herramientas de trabajo (picos, machetes).
Los detenidos son: Bernicio Mora Mora, Jacob Mayorga Mora, Aníbal Hidalgo, Víctor Morales Arce y Ermelino Sánchez Arias, de quienes ya entrada la noche de jueves, no se tenían noticias porque la Fiscalía de Bríbri se negaba a brindar información
Varios vecinos de distintas comunidades indígenas y campesinas de Talamanca, se trasladaron a las afueras de la Fiscalía exigiendo la liberación de estos indígenas. El primero de julio pasado habían sido detenidas más de 10 mujeres y hombres con violencia e insultos racistas, y se les impusieron medidas cautelares para impedirles el ingreso a sus tierras.